ENDOMETRIOSIS

La cavidad interna del útero (también llamada matriz) está recubierta de una fina capa de glándulas llamadas endometrio.

Esta capa de glándulas va creciendo durante el ciclo de la mujer, desde un grosor imperceptible apenas pasada la menstruación, hasta alcanzar el máximo de grosor en los días previos a la menstruación.

|        

 

 

Este crecimiento tiene por objeto preparar el endometrio para recibir el óvulo fecundado e iniciar un embarazo.

Si no se produce el embarazo el endometrio se rompe cerca de su base, produciéndose un sangrado, el sangrado menstrual, el cual sale arrastrando las glándulas del endometrio disgregadas y desintegradas.

 

Este ciclo se renueva constantemente durante toda la vida fértil de la paciente, y cesa cuando llega la menopausia. 

En algunas ocasiones se encuentran acumulaciones de estas glándulas del endometrio en sitios diferentes al interior del útero, que es el lugar en el cual deberían estar. Este caso anormal recibe el nombre de ENDOMETRIOSIS o ENFERMEDAD ENDOMETRIAL.

Estas glándulas de endometrio anormalmente ubicadas pueden encontrarse en el interior del abdomen, detrás del útero, sobre la superficie de los ovarios, las trompas de Falopio, sobre el intestino, etc.

 

A pesar de encontrarse en sitios diferentes del cuerpo, siguen respondiendo a los estímulos que hacen crecer y sangrar el endometrio dentro del útero.  

Ese grupo de <glándulas endometriales> localizadas por ejemplo detrás del útero, crecen al inicio del ciclo menstrual y sangran al final del mismo. Esa sangre que se libera (junto con varias substancias “irritantes” que van con la sangre) no puede salir al exterior del cuerpo como la que se produce en el interior del útero. 

Se produce entonces una inflamación localizada seguida por cicatrices inflamatorias que pueden pegar los órganos entre si, con tejidos que se hacen realmente fibrosos y duros con glándulas endometriales en su interior y que  continúan el

 

proceso de crecimiento y sangrado cíclico. Lógicamente todo esto puede producir dolor fuerte, intenso, durante las menstruaciones o las relaciones sexuales, el cual va aumentando en el tiempo hasta convertirse en incapacitante y/o deteriorar las relaciones de pareja.

|

Si este grupo de glándulas de endometriosis se localiza sobre los ovarios, la sangre producida puede ir acumulándose hasta formar un QUISTE DE ENDOMETRIOSIS o ENDOMETRIOMA. En estos casos se forman como bolsas de sangre vieja, espesa, achocolatada, en el interior del ovario, la cual va comprimiendo el tejido normal del ovario y puede llegar a destruirlo.

   

Si se acumulan sobre las trompas de Falopio las pueden pegar y obstruir, causando infertilidad. Antes la ENDOMETRIOSIS se clasificaba en tres categorías: Leve, Moderada y Severa, según la gravedad del compromiso encontrado. Actualmente se cataloga en cuatro categorías: Estado I, Estado II, Estado III y Estado IV, siendo el Estado I el más leve y, el Estado IV, el más severo.

 
 
 

 

El diagnóstico de la Endometriosis se realiza con LAPAROSCOPIA GINECOLÓGICA.
|

Esta cirugía ambulatoria permite un diagnóstico exacto y generalmente se puede realizar tratamiento quirúrgico de la endometriosis. 

Intentar realizar un diagnóstico de endometriosis con métodos diferentes a la Laparoscopia Ginecológica no es aconsejable, ya que cuando al fin se vean alteraciones, como por ejemplo en una ecografía de la pelvis, ya se ha permitido avanzar demasiado a la enfermedad. 

El solo diagnóstico de DOLOR PELVICO CRONICO o de infertilidad asociada a DOLOR PELVICO, o infertilidad de varios años de duración, son razones suficientes para practicar una LAPAROSCOPIA GINECOLOGICA. 

Es obvio que si en una ecografía se encuentra un QUISTE DE OVARIO compatible con ENDOMETRIOMA, se impone realizar una LAPAROSCOPIA GINECOLÓGICA.

Con quistes endometriósicos mayores a 4 – 5 centímetros es inútil empezar tratamientos con la esperanza de controlarlos. El tratamiento médico no logrará desaparecer los quistes de endometriosis de este tamaño y se requiere primero la laparoscopia.

|

Según la gravedad de la endometriosis encontrada y del tratamiento quirúrgico logrado con la LAPAROSCOPIA, puede requerirse o no un tratamiento médico adicional con drogas que suspenden la menstruación durante varios meses, buscando atrofiar esos grupos de glándulas endometriales anormales. 

No aconsejo dar tratamientos de “prueba” para la endometriosis antes de realizar una LAPAROSCOPIA GINECOLÓGICA debido a que los medicamentos requeridos son muy costosos, deben darse por períodos de varios meses y algunos de ellos pueden causar problemas severos en las mujeres (acné, aparición de vello en la cara y, a veces, engrosamiento de la voz). Además, con estos tratamientos de “prueba” no se tiene un diagnóstico del estado de la enfermedad endometrial que permita evaluar en un futuro si está progresando o ha disminuido.

La frecuencia de endometriosis en la población general es muy variable dependiendo del grupo que se estudie. Por ejemplo en mujeres con DOLOR PELVICO CRÓNICO encontramos en nuestros estudios con mujeres Colombianas que cerca del 30% de las pacientes tenían endometriosis. En Mujeres con infertilidad se han reportado tasas tan altas como del 40% de pacientes con endometriosis, y en adolescentes con malformaciones uterinas y dolor pélvico crónico se piensa que la frecuencia de endometriosis puede ser incluso mayor.

La causa de la endometriosis no está claramente definida. Se sabe que hay tendencia familiar o genética para sufrir la enfermedad, es decir que si la madre o una hermana han sufrido endometriosis, entonces es más probable que se presente este problema, aunque no es seguro. También han postulado fallas relacionadas con las defensas del organismo, es decir, factores inmunológicos.

Una de las teorías tiene que ver con factores mecánicos. Esta teoría no explica todos los casos de endometriosis, pero es útil para entender algunos aspectos complejos de la enfermedad.

|

Se sabe que con cada menstruación algo de la sangre producida cae dentro del abdomen, por vía de las trompas de Falopio. Esta sangre lleva glándulas endometriales que en las mujeres con factores predisponentes (familiares, genéticos, inmunológicos, etc), se pegan a las paredes de los órganos internos y empiezan a crecer. Este mecanismo no se da en la mayoría de las mujeres que normalmente se defienden y no permiten que estas glándulas se peguen y crezcan, pero ocurre en las que van a sufrir de endometriosis. 

Como las menstruaciones ocurren hasta que llega la menopausia, mientras se presenten menstruaciones hay predisposición para que la endometriosis vuelva a aparecer, así se haya tratado con anterioridad quirúrgica y/o médicamente. En otras palabras, la endometriosis se considera una enfermedad crónica de la vida fértil de la paciente. 

Esto no quiere decir que siempre se presentará de nuevo la endometriosis. Eso depende mucho del Estado en que se encuentre la enfermedad y del tratamiento quirúrgico (principalmente) y médico instaurado, además de la misma agresividad de la enfermedad que no es igual para todas las pacientes.

|
 

Sin embargo, en los Estados avanzados (III y IV), se piensa que la probabilidad de recaída en varios años puede ser alta, y se busca una “ventana de tiempo” libre de enfermedad en la cual la paciente debe intentar el embarazo, o, con un enfoque diferente en el tratamiento, se busca una “ventana de tiempo” lo más prolongada posible libre de dolor pélvico. 

Esto es muy importante recalcarlo: el enfoque de tratamiento tanto quirúrgico como médico es diferente si se busca la fertilidad o si se busca solo el alivio del dolor pélvico.  

En casos muy severos y agresivos se debe recurrir a cirugías amplias como la histerectomía (sacar la matriz) y/o los ovarios. Afortunadamente este no es el caso en la mayoría de las pacientes. 

 
Como se puede apreciar, la enfermedad endometrial es un tema muy amplio y muy complejo, que se presenta de manera diferente en cada paciente. No es posible tratar el tema de forma que de respuestas a las inquietudes de todas las pacientes.

Si usted está interesada en este tipo de cirugía, de por favor un clic aquí y me escribe contándome su caso, o pidiéndome la información que usted requiera. Con gusto contestaré todas sus inquietudes.

 

 

_______________________________________________________________________________________________________

HOME  |  DR. ARGUELLO  |  LAPAROSCOPIA  |  RECONSTRUCCIÓN TROMPAS  |  INFERTILIDAD  |  CONTACTO

COPYRIGHT ® 2006-2011 RAMIROARGUELLOMD.COM  ALL RIGHTS RESERVED
DISEÑO & MANTENIMIENTO: SUSMEDICOS.COM